martes, 22 de julio de 2014

FLORIMONTE en JUNIN con su FAMILIA ESPECIAL

ZULMA GLADYS FLORIMONTE
ZULMA
GLADYS FLORIMONTE
El espectáculo que trae es una comedia en la que desfilan personajes típicos de una
familia argentina.El humor, la ironía, la identificación del público, como así también
la reflexión social, se ponen en juego durante el delirio propuesto por la actriz.
Presenta, además, un crítico y divertido espejo de la realidad. No te lo podes perder!

lunes, 7 de julio de 2014

GLADYS FLORIMONTE EXITO en su GIRA NACIONAL

Gladys Florimonte multiplica la risa en “Una Familia especial”

La capocómica presentó en Mendoza el unipersonal donde satiriza a los miembros de una familia tipo. Una genial comedia con gran participación del público y en donde no faltó el condimento picante: su personaje Zulma de Tinelli.
Eugenia Cano - @EugeCannon

Tamaño del texto

Gladys Florimonte es quizás unas de las mujeres más laburantes dentro del ambiente artístico nacional. Ella siempre está. Con papeles más chicos o más grandes, la televisión y el teatro cuentan con el talento de esta actriz como carta infalible para la cuota de humor de cualquier contenido. Desde “Showmatch”, “La Pelu” o “Chiquititas”, sólo por nombrar algunas de sus participaciones, Florimonte se ha sabido ganar con talento el cariño popular.
Con este grado de aceptación encima, este fin de semana la capocómica arribó a la provincia para presentar, primero en Rivadavia y después en el Teatro Plaza de Godoy Cruz, la obra “Una Familia especial”. Un unipersonal donde encarna a diferentes integrantes de un típico clan familiar. Todos personajes costumbristas que le sirven para canalizar una mirada filosa de la vida cotidiana y la sociedad.

"Una familia especial", de Gladys Florimonte pasó este fin de semana por Mendoza.

La obra dura exactamente una hora y en ese tiempo desfilan sobre el escenario Anahí, la tierna y pícara única hija del matrimonio. El padre Vicente, un “sindicalizado” peronista que con el pasar del tiempo ha perdido su dote de galán, pero no las mañas de la conquista, la mujer que resalta sus defectos pero lo sigue aguantando, doña Amelia, la abuela borracha que presume de su buena posición económica y juzga a todos con la suficiente distancia que da el dinero y Clarita, la empleada doméstica.
Cada uno de los personajes pasa a través de Florimonte con una ductilidad admirable. La humorista desarrolla aquí su gran capacidad actoral y despliega un esfuerzo físico digno de destacar, ya que la puesta sólo la tiene a ella como estandarte. La propuesta se completa con un texto divertido y el ida y vuelta con el público al que no le queda otra que participar de las ocurrencias de disparan los miembros de la familia.

El padre. Uno de los personajes integrantes del clan familiar que la actriz desarrolla con gracia.

“Gracias, gracias. Estoy muy contenta de estar acá en Mendoza, un lugar al cual vengo desde hace años ¿Les gustó la obrita? Si les gustó, me van a ayudar a recomendarla”, enfatizó Gladys Florimonte una vez que finalizó la función en el Plaza. Pero todo no termina allí, porque la actriz se reserva para completar la noche la desopilante interpretación del papel que hasta le permitió grabar un disco: la caracterización de Zulma de Tinelli.
Ya con este personaje entre las butacas de la sala, el último tramo de la propuesta es un delirio tras otro. En Mendoza cantó canciones, se metió con la vida de varios exponentes de la farándula  y hasta hubo un baile con la gente arriba del escenario. Un segmento por demás gracioso que completa así una propuesta muy entretenida.
http://www.sitioandino.com/nota/124559-gladys-florimonte-multiplica-la-risa-en-una-familia-especial/#gallery2_5.617_1

viernes, 4 de julio de 2014

GLADYS FLORIMONTE´´ Mis personajes se diferencian porque no son estereotipos¨¨

“Mis personajes se diferencian porque no son estereotipos”

Este viernes se presenta en Mendoza Gladys Florimonte. Frenética como pocas, mordaz y al tanto de todo lo que sucede a su alrededor atiende a Diario UNO en medio de la vorágine de Capital Federal.
1 de 5

Fuente:
Por Selva Florencia Manzur
manzur.florencia@diariouno.net.ar
Frenética como pocas, mordaz y al tanto de todo lo que sucede a su alrededor. Gladys Florimonte atiende a Diario UNO en medio de un sinfín de trámites que está realizando mientras atraviesa la vorágine de la capital porteña. Sin embargo, y a pesar de que sus respuestas son concisas, es tal su trayectoria que todo se le perdona.
A sus 56 años –el 23 de este mes cumple 57– la humorista está más activa que nunca y haciendo malabares con los tres espectáculos de los que forma parte.
Primero, está su unipersonal Familia especial, con el que viene girando desde finales de los ’80 cuando se estrenó y fue celebrado por el público y la crítica a nivel nacional.
Además, participa del show de Carlos Perciavale en Buenos Aires y Uruguay. En ese espectáculo encarna a su álter ego más conocido: Zulma de Tinelli. Y como si todo esto fuera poco, también se presenta en Uruguay en la comedia Mellizas junto a la vedette Claudia Fernández.
Este fin de semana, las miles de millas que recorre en avión la harán aterrizar en Mendoza, donde ofrecerá dos funciones de Familia especial. La primera será mañana, en Rivadavia, y la segunda, el  sábado, en el teatro Plaza de Godoy Cruz.
A propósito de su visita, charlamos con la capocómica sobre su presente y el buen momento que viven las mujeres de la comedia argentina.
–¿Cómo surge Familia especial y cómo elegís a cada uno de los personajes?
–Surgió hace muchos años, como en el ’88, y hace rato que lo hago. Es realmente un espectáculo que me llena de placer. Gané varios festivales y premios por mi actuación. Surgió como una idea mía y del director, que se llama Osvaldo Pelletieri.
–¿Tenés algun personaje favorito, alguno con el que te hayas encariñado más?
–No, con todos por igual. Todos los personajes son criaturas con los que la gente se va identificando. Quizás le tengo más afecto a Zulma de Tinelli, pero porque fue el más fuerte, el que más pegó por la exposición de la televisión. Pero tampoco es que la gente me anda gritando Zulma por la calle. Me dicen por mi nombre.
–¿Estos personajes están inspirados en personas que conocés?
–No, van naciendo. Me gusta mucho la composición y eso es algo que logro a través de la observación en general, no de gente a la que conozco. Mis personajes se diferencian de los de otros humoristas porque no son estereotipos. Acá ves a un hombre de verdad, a una abuela de verdad. Te das cuenta de que hay una creación realista detrás del personaje.
–En la obra hay también una crítica a la familia argentina, con sus defectos y bondades...
–Claro. Es una crítica a la clase media social porteña, tratamos de mostrar la idiosincrasia, lo que somos realmente. Acá la protagonista es una niña que solo quiere amor, pero a quien solo le dan cosas materiales.
–¿Cómo lográs transformarte en tan poco tiempo en escena?
–Estoy acostumbrada. Es un trabajo de años, de generar un desdoblamiento corporal y de la voz. Pero a pesar de los años, a veces un personaje salga mejor que otro.
–Vos venís llevando la bandera de las humoristas femeninas desde hace tiempo, ¿hubo en el último tiempo un resurgimiento del género con colegas como Fátima Florez, Flor de la V y Anita Martínez, entre otras?
–Sí, pero creo que siempre estuvieron. Lo que pasa es que ahora se da a conocer, porque hay menos machismo. Quizás es por la moda. Hoy cualquiera es actor por estar en un programa de televisión, pero el que entiende de teatro, va a ver una obra y sabe si hay talento o no.
–Y con tantos personajes que llevás adentro, ¿quién dirías que es Gladys Florimonte?
–¡Yo soy yo! (risas). Obvio que en cada personaje hay un poquito de mí. Me gusta la transformación.
–¿Te han invitado a participar en ShowMatch este año?
–Sí. Lo que pasó es que no puedo. Estoy con mucho trabajo. Hago tres espectáculos diferentes y no tengo un segundo.
–El verano pasado hiciste Familia de mujeres, ¿cómo fue esa experiencia?
–¡Espectacular! (José María) Muscari es un director increíble. El elenco también fue bueno, a excepción de algunas cositas que pasaron...
–¿Lo decís por lo mal que la pasó Luisa Kuliok?
–Sí. Pobre Kuliok: ¡La volvieron loca!. Hubo internas, había dos personas siniestras pero son problemas de ellas. No es algo de lo que quiera hablar.
–Cuando eras joven, estudiaste con el maestro Agustín Alezzo, ¿cuál fue el mejor consejo que te dio?
–No fue un consejo. Me dijo que le encantaba lo que yo hacía porque eran creaciones a partir de personajes que no eran estereotipos y que la gente se identificaba con ellos. No había exageración. También estudié con Augusto Fernándes.
–Y cuando llegás a tu casa después de la gira, ¿qué te gusta hacer?
–De todo. Me voy a pasear, voy al shopping, salgo a cenar. Ahora, voy a hacer eso mismo en Mendoza. He ido varias veces y me gusta mucho.
5: son los personajes que Gladys Florimonte encarna en el unipersonal Familia especial. Aparecen la madre, la hija, el ama de casa, la abuela y la mucama desdichada. La producción se encuentra de gira por todo el país y ha sido ovacionada en cuanta sala se ha presentado.
Dos más:
  • Comienzos: Cuando ya pisaba los 40 años, la actriz tuvo papeles memorables en las novelas Chiquititas y Como pan caliente, que marcaron los ’90.
  • Celebrada: Ya con una carrera consolidada en el humor y reconocida como una polifacética actriz, su unipersonal Familia especial obtuvo los premios María Guerrero y el Estrella de Mar a mejor actriz.
Viernes: A las 22, en el teatro Bianchi (Rivadavia)
Entradas: $200, a la venta en la boletería del teatro Ducal (Lavalle 740, Rivadavia)
Sábado: A las 22, en el Teatro Plaza (Colón 27, Godoy Cruz)
Entradas: $200 y $170, a la venta en la boletería del Plaza y en Tarjeta Nevada (Las Heras 419, Ciudad)